"Príncipes" chantas armaron casorio para estafar


Tokio.- 

La estafa del año se mandaron "un príncipe y una princesa" japoneses súper chantas, que inventaron un casorio pirulo para que los invitados, todos encopetados, les dejaran un turro de monedas como regalo, de acuerdo a la tradición del país del sol naciente. La parejita fue arrestada por haber presuntamente defraudado 13 millones de yenes (117.900 dólares) con la falsa boda real en Tokio.

Yasuyuki Kitano y Harumi Sakamoto, ambos de 40 años, enviaron 2.000 invitaciones al "banquete de celebración del príncipe Arisugawa" en abril, atrayendo a 400 personas, entre ellas varias celebridades, dijeron los medios locales.

Las fotografías de la recepción aparecidas en la televisión mostraban a la "princesa" ataviada con un elaborado kimono de varias capas, similar al que sólo usan las novias de la casa real, y al "príncipe" también con un kimono de estilo real.

La pareja negó haber pretendido que Kitano fuera un miembro de la ahora desaparecida rama Arisugawa de la familia imperial.

La movida fue hecha aprovechando que los invitados a las bodas en Japón suelen entregar sus regalos en dinero. En este caso se dice también que a los invitados se les cobró 10.000 yenes (91 dólares) por cada foto tomada con la feliz pareja.

Font: La Cuarta

22-10-2003


Les opinions d'aquesta noticia estan tancades al tenir més d'un any d'antiguetat.

Visita el nostre
blog: Una mirada
crítica a l'actualitat

image image

Vols rebre els nostres titulars per correu-e? Clic aquí!

Fundat el 1998

II època

image