Una campaña publicitaria desata la alarma en Boston por la confusión de los carteles con explosivos


image

Boston (Estados Unidos).- 

Más de 10 carteles sospechosos colocados en diferentes puntos de Boston han provocado una alarma en la ciudad que ha causado un caos circulatorio y un gran despliegue de las fuerzas de seguridad. Finalmente todo ha resultado formar parte de una campaña publicitaria de un programa de televisión de dibujos animados.

Las principales carreteras, puentes y un tramo del río Charles han sido cerrados, además se han enviado escuadrones antiexplosivos antes de que las autoridades declararan que los dispositivos eran inocuos. "Se trata de una falsa alarma y no es gracioso", ha dicho el gobernador Deval Patrick, que ha segurado que hablará con el secretario de justicia "sobre cualquier instancia legal disponible".

Un programa de TV

La compañía Turner Broadcasting, una división de Time Warner y que también engloba a Cartoon Network, ha reconocido que los aparatos formaban parte de una promoción para el programa de televisión Aqua Teen Hunger Force, que narra las aventuras de una hamburguesa, unas patatas fritas y un batido.

"Ahora las autoridades están investigando si se presentan cargos contra la compañía que ha llevado a cabo la campaña de publicidad", ha afirmado la fiscal general del estado de Massachussets, Marthe Coakley. "No vamos a dejar esto pasar sin buscar responsables del hecho que ha provocado el caos en toda la ciudad", ha advertido Coarkley en una rueda de prensa.

"Los responsables de la campaña deberían haber tenido en cuenta que los dispositivos podían causar el pánico porque estaban colocados en sitios estratégicos de la ciudad", ha explicado, y ha asegurado que la compañía Turner no les avisó de la existencia de tal campaña publicitaria hasta las cinco de la tarde, casi cuatro horas después de que las comisarías recibieran las primeras llamadas de alerta de algunos ciudadanos.

La compañía se disculpa

La compañía responsable de la campaña ha pedido disculpas por lo ocurrido a través de un comunicado y ha asegurado que los paquetes en cuestión son luces magnéticas que no suponen ningún daño.

La empresa ha precisado que dispositivos luminosos de las mismas características habían sido colocados en otras nueve ciudades, además de Boston: Nueva York, Los ángeles, Chicago, Atlanta, Seattle, Portland, Oregón, Austin, Texas, San Francisco y Filadelfia.

"Lamentamos que se pensara que los dispositivos luminosos entrañaban peligro", ha dicho la empresa. "Tan pronto como la compañía ha detectado el problema --ha explicado-- se comunicó a los agentes de seguridad de la ubicación de los dispositivos en las 10 ciudades".

Foto: Un artificiero de Massachusetts retira un aparato de una columna en una autopista. Foto: EFE

Fuente: EP/AP

01-02-2007


Las opiniones de esta notícia estan cerradas.

Lee nuestros
titulares a través
de RSS

image image

¿Recibe nuestros
titulares por
e-mail?. ¡Click!

Fundado el 1998

II época

image