Se esclarece el caso de un robo de un coche como "confusión vehicular"


Athens (Estados Unidos).- 

La semana pasada Kate Anderson se convirtió en una ladrona de carros por accidente cuando fue a buscar el auto de su hija cerca de un edificio de la Universidad de Ohio.

En el estacionamiento Anderson vio un carro Toyota Camry, como el de su hija y utilizó las llaves del auto de su hija para entrar, arrancar el vehículo y conducirlo a la casa, sin darse cuenta que en realidad no era el de su hija.

Cuando el estudiante Charlie Vansant salió de clase, encontró que su carro no estaba en el estacionamiento. Al comienzo pensó que el coche, modelo de la década de 1980, había sido remolcado por una grúa pero cuando la policía no lo encontró en sus récords, llenaron un documento para declarar un robo.

"Pensé que era muy, pero muy extraño", dijo Vansant.

A la mañana siguiente Anderson le llevó el carro a su hija, quien descubrió que el Camry que estaba estacionado frente a su casa, no era el de ella. Anderson dijo que después pudo encontrar el nombre de Vansant en los documentos de propiedad que estaban en la guantera del carro.

Según el reporte de la policía, el caso se cerró como una "confusión de identidad vehicular" y Anderson no fue acusada de nada.

Vansant culpó más a la compañía automotriz que a la "ladrona". "Sus llaves no solamente abrieron la puerta sino que también funcionaron para hacerlo arrancar; así pues que en hora buena Toyota, creo", anotó.

El portavoz de Toyota, Bill Kwong, dijo que hace dos décadas la tecnología de las llaves no era tan sofisticada y que había apenas unas cuántas maneras para producir una llave, lo que hizo posible que tal confusión suceda.

Fuente: AP

07-02-2007


Las opiniones de esta notícia estan cerradas.

Lee nuestros
titulares a través
de RSS

image image

¿Recibe nuestros
titulares por
e-mail?. ¡Click!

Fundado el 1998

II época

image