Una anciana se tatua "no me resuciten" en el pecho


Londres.- 

Una enfermera retirada de 85 años, Frances Polack, se tatuó en el pecho "no me resuciten".

Lo hizo para que los médicos tengan claro que no desea reanimación en caso de que caiga en coma.

"No quiero morir dos veces y si me reanimasen me traerían de vuelta de la muerte, sólo para hacerme pasar de nuevo por lo mismo", explicó Polack a la revista "Nursing Standart".

Polack, que vive en New Forest, Hampshire, siempre lleva en su bolso una copia de últimas voluntades. Pero teme que no se tenga en cuenta si en algún momento tiene que entrar en la sala de urgencias.

"Hace años, cuando trabajaba como enfermera, pude ver como resucitaban a muchas personas que no deberían haber soportado ese tratamiento", añadió la enfermera retirada.

La anciana tiene otro tatuaje, un corazon con la palabras "no continuar" escritas en él, y espera que los 35 euros que se gastó en los tatuajes hagan que la gente reflexione en los momentos críticos.

Fuente: AFP

06-03-2003


Las opiniones de esta notícia estan cerradas.

Lee nuestros
titulares a través
de RSS

image image

¿Recibe nuestros
titulares por
e-mail?. ¡Click!

Fundado el 1998

II época

image