Atracan una comisaría argentina y dejan atados un policia y dos civiles


La Plata (Argentina).- 

Ocurrió en una seccional de Paraná. Había un solo policía. También dos civiles. El golpe fue protagonizado por al menos siete delincuentes armados. Al oficial le robaron su arma reglamentaria

"¿Cuál es el colmo de un policía? Denunciar a un huracán por exceso de velocidad; Que lo lleve por delante un ‘ex preso’; Que lo asalten las dudas". Y también que ladrones ingresen en una comisaría y les roben a todos. Lamentablemente, esto último no es un chiste sino un hecho real, tan sorprendente como gracioso.

El insólito atraco ocurrió en la comisaría de la localidad de Valle María, situada a unos 35 kilómetros al sur de la capital entrerriana. Y fue protagonizado por al menos siete delincuentes fuertemente armados. En el interior de la seccional, además del oficial de servicio Albornoz, había dos civiles. Uno, casualmente, estaba denunciando un robo; el otro -identificado por las fuentes como Luciano Asselbornm periodista del diario El Observador de Crespo- había concurrido a la seccional a realizar una exposición por el extravío de su documento. Ambos, al igual que el policía, terminaron del otro lado del mostrador, en el piso y atados con el cable del teléfono.


El objetivo

El principal objetivo de los autores -quienes llegaron a bordo de un Fiat Duna blanco y un Renault Megané marrón claro, que luego habría sido descartado- fue el de lograr armas reglamentarias de la institución. No obstante, robaron solamente un arma: la del oficial de servicio. Además, destrozaron el equipo de comunicaciones. También se llevaron un handy con frecuencia policial.

Según reveló el jefe de la Departamental Diamante, el comisario Raúl Longo, el robo ocurrió el lunes pasado en horas del mediodía, cuando un grupo de desconocidos ingresó sorpresivamente a la comisaría. Sin mediar palabra uno de ellos efectuó un disparo intimidatorio que hizo blanco en una de las paredes. Antes de ser reducido, el suboficial alcanzó a percatarse de lo que estaba por ocurrir y repelió el ataque con su arma reglamentaria, aunque al verse superado en número y armamento, tuvo que deponer su actitud. Por milagro, nadie resultó herido.

El jefe policial destacó que los delincuentes redujeron rápidamente al único policía que se encontraba dentro de la comisaría, al que le quitaron su pistola 9mm y el handy, antes de maniatarlo. Lo mismo hicieron con los dos civiles, a los que le robaron dinero y distintas pertenencias.

Tras el atraco, los desconocidos huyeron en distintos automóviles. Y lo hicieron cuando uno de los maleantes, que había quedado como campana, alertó acerca de la cercanía de un patrullero.

La policía reaccionó rápido ante el hecho consumado. Los uniformados alcanzaron a ver cuando los delincuentes abandonaban la seccional y salieron en persecución del Fiat Duna que, según las fuentes, tendría algún tipo de inscripción en sus puertas delanteras -no se descarta que sea un remís paranaense-. Es más, desde Paraná, Diamante y distintos departamentos vecinos, se montó un impresionante operativo de rastrillaje que hasta el cierre de la presente edición no había dado resultados positivos pues, se presume que los maleantes, por caminos vecinales muy poco controlados, habrían conseguido llegar a Paraná, donde aparentemente se refugiaron en un asentamiento de la zona.

Los autores, que ingresaron a cara descubierta, fueron sorprendidos en otros sectores de la ciudad, aunque tampoco pudieron ser aprehendidos. /"/Es un grupo de personas que se ha movilizado en forma muy organizada/"/, admitió el comisario Longo, al revelar que los desconocidos habrían sido vistos en cercanías de una entidad crediticia de Diamante, momentos antes de asaltar la comisaría.

El día que asaltaron la 1ra

El insólito golpe comando en la seccional de Valle María cuenta con un antecedente a nivel local. Ocurrió hace más de seis años: El lunes 11 de agosto de 1997.

Ese día, en horas de la tarde, un depósito de 49 mil pesos fue robado de una caja fuerte ubicada en un despacho de la comisaría Primera de nuestra ciudad. Si bien jamás se pudo establecer la identidad del autor del hecho, los investigadores establecieron que la caja blindada fue abierta por alguien que conocía muy bien el dispositivo de seguridad y tenía una llave para la apertura de la cerradura.

Cabe recordar que en la comisaría había un oficial encargado de la custodia del dinero y aunque allí estaban alojados doce presos, las primeras hipótesis no apuntaron a los internos, que a la hora del robo se encontraban en sus celdas.

El depósito correspondía a los pagos de adicionales a los policías que hacían guardia en los bancos platenses. Y fueron precisamente los mismos integrantes de la comisaría los encargados de iniciar el sumario. La seccional primera es la que tiene jurisdicción en el centro e incluye los principales bancos y comercios, la Legislatura y la Gobernación.


Dicen que oficial se lleva nafta

Los vecinos de un barrio de Tolosa denunciaron que un sargento ayudante de la Policía Bonaerense, llega todas las noches a su casa con varios bidones de nafta. /"/Los almacena en un galpón en distintas botellas de plástico/"/, señaló una mujer en diálogo telefónico con Trama Urbana que prefirió no identificarse.

La denunciante agregó que en reiteradas oportunidades se comunicó con el Comando de Patrullas de La Plata, donde supuestamente cumple funciones un efectivo de apellido Gaitán, pero que hasta el momento nunca recibió una respuesta favorable.

Fuente: Diario Hoy

18-02-2004


Las opiniones de esta notícia estan cerradas.

Lee nuestros
titulares a través
de RSS

image image

¿Recibe nuestros
titulares por
e-mail?. ¡Click!

Fundado el 1998

II época

image