Prisioneras de una cárcel brasileña brillan en un concurso de belleza


Rio de Janeiro.- 

Si no fuese por los tatuajes de escasa calidad en los tobillos de algunas de las concursantes, la falta de aire acondicionado y la presencia de guardas uniformados junto a las puertas, parecería un autentico concurso de belleza.

Sin embargo, el concurso Miss Prisionera en la prisión de Talavera Bruce, en Río de Janeiro, es único, en un país conocido por las condiciones inhumanas de sus atestadas cárceles.

"Rescatar la autoestima de la mujer" era el eslogan que colgaba sobre el pasillo donde 17 mujeres de entre 310 presas desfilaron el pasado viernes.

Y al final, ayudó a fomentar la autoestima momentáneamente. Las mujeres parecían radiantes con sus vestidos de noche mientras aquellas que observaban las animaban. Desfilaron en pantalones vaqueros cortos, en pareos y más tarde con vestido largo.

Durante los intermedios, las chicas bailaron al ritmo de Madonna y temas de rap.

El concurso de belleza es el fruto de los esfuerzos de la nueva administración de la prisión, instaurada desde hace dos años, que comenzó creando puestos de trabajo para prisioneras y llevando algo de cultura a las celdas.

"Fue maravilloso para todas nosotras ya que nos llenó de espíritu para soportar el sufrimiento que tenemos aquí", dijo María Aguilera, una boliviana condenada por tráfico de drogas.

Hay personas de 22 países en Talavera Bruce, casi todas condenadas por tráfico de estupefacientes. Más de la mitad de las prisioneras cumplen penas por el mismo delito.

Aunque las brasileñas dominaron el concurso de belleza y dos chicas locales, que podrían ser confundidas fácilmente con modelos profesionales, se llevaron el segundo y tercer premio, una joven de 25 años de Portugal, Elisabeth Sardinha, se llevó la corona de Miss Prisionera.

"Fue un concurso muy útil ya que muchas chicas estaban aquí sin hacer nada, sin trabajar, y ahora están participando en algo bonito", dijo con una seductora sonrisa.

Gracias a la nueva administración, las prisioneras tienen actualmente un periódico, talleres de trabajo y un teatro amateur. Talavera Bruce está limpia, no se parece a otras prisiones brasileñas, abarrotadas, sucias y descritas por grupos de derechos humanos como un "infierno reinventado".

Andrea Carvalho, una funcionaria de seguridad de 35 años de edad, dijo que la prisión ha cambiado drásticamente a mejor durante los últimos dos años.

"Solían haber disturbios, pero ahora ya no tengan más que problemas aislados mientras las chicas trabajen y hagan algo con sus vidas", dijo.

Fuente: Reuters

Andrei Khalip, 

22-08-2004


Opiniones de los usuarios sobre esta noticia:

Opinion del usuario: creo q ha sido una de las mas alegre que conoci por mi enamorada
raul, 18/10/2006


Las opiniones de esta notícia estan cerradas.

Lee nuestros
titulares a través
de RSS

image image

¿Recibe nuestros
titulares por
e-mail?. ¡Click!

Fundado el 1998

II época

image