La descuartizó por no comer pizza con él


Berlín.- 

Un alemán de 39 años fue condenado ayer a cadena perpetua tras asesinar y descuartizar a su vecina por no querer comer pizza con él.

En el proceso visto por el Tribunal de Tréveris, el pintor de brocha gorda reconoció haber matado a la ingeniera, ocho años más joven que él, por la frustración sentida después de que ésta cancelara la cita.

Según el condenado, estranguló a la víctima en una zona común del edificio en el que vivían. Después la llevó a su casa y, para poder transportar mejor su cuerpo, le cortó la cabeza, las piernas y las manos con una sierra de metal.

El condenado tiró a un el torso de la mujer y depositó los demás miembros en un basurero. Un peatón vio el cuerpo de la víctima en el río, pero la cabeza y las extremidades aún no han sido encontradas.

Fuente: DPA

10-11-2004


Las opiniones de esta notícia estan cerradas.

Lee nuestros
titulares a través
de RSS

image image

¿Recibe nuestros
titulares por
e-mail?. ¡Click!

Fundado el 1998

II época

image