Detienen en Chile a mujeres que transportaban coca en la "vajilla"


Santiago de Chile.- 

Sabuesos antinarcóticos funaron a una banda internacional que traía coca y pasturri a Santiago desde Perú. El brillo de la "Operación Hermandad" es que la organización desbaratada era liderada por un ex gendarme y que las burreras transportaban la falopa en la "chauchera chica". Las minas se encajaban como si nada huevos de hasta medio kilo. ¡Glup! Las diligencias se iniciaron hace tres meses, cuando la policía civil descubrió que el ex gendarme de la cárcel de Arica, Leonardo Ulloa, dado de baja en mayo de 2003, y su esposa Maritza Santis compraban droga a narcos peruanos y la mandaban a las comunas de La Pintana, Maipú y Estación Central.
El veneno se los vendía la peruana Teodisia Adunire y Lucho Apablaza, también detenidos en Arica.

Una vez que acopiaban la droga en casas de seguridad, contrataban principalmente a mujeres para traer coca y pasta base de cocaína a la capital. Las elegidas eran generalmente de caderas anchas y golosas, capaces de meterse allí mismo huevos de entre 250 gramos y medio kilo, todos rellenos con droga y forrados con huincha y guantes quirúrgicos.

Puros leña gruesa

Los detectives detuvieron en Arica a seis personas, entre ellos Karen Cortés y Jorge Espejo -también proveedores de droga-, mientras que en la terminal de buses San Borja, en Santiago, arrestaron a Isabel Ríos y Lucho Cruz, los encargados de distribuir los motes en Ciudad Gótica.
La banda también estaba formada por dos delincuentes recluidos, uno de ellos en la cárcel de Acha y el otro en un chucho mapochino. Ellos eran los contactos entre el ex gendarme y los narcotraficantes que les vendían la mandanga.

El jefe de la Brigada Antinarcóticos Metropolitana, Germán Ibarra, explicó que los burreros viajaban a la capital siempre en buses distintos. "Las mujeres traían la droga oculta en sus vaginas; mientras que los hombres, en fajas que pegaban a su estómago y piernas", explicó el oficial.

Uno de los giles detenidos en el rodoviario junto a las minas fue el famoso Lucho Ulloa, sorprendido con cuatro fajas en sus cañuelas y la ponchera.

Las comadres, entre tanto, cayeron con los ojos blancos. Los policías les encontraron en la "vajilla" nada menos que 10 huevos de falopa, uno de ellos de medio kilo. En total se decomisaron 6 kilos y medio de pasta base y un kilo 200 gramos de cocaína.

En la mañana de ayer, todos los detenidos fueron llevados hasta la ex Penitenciaría, a la espera de que hoy sean trasladados a declarar al 20° Juzgado del Crimen de Santiago.


Fuente: La Cuarta

Carlos Godoy, 

15-11-2004


Opiniones de los usuarios sobre esta noticia:

Opinion del usuario: opino que agan vajillas de mujeres calatas reales gratis
Rafael, 11/12/2006


Las opiniones de esta notícia estan cerradas.

Lee nuestros
titulares a través
de RSS

image image

¿Recibe nuestros
titulares por
e-mail?. ¡Click!

Fundado el 1998

II época

image