Acusan a un pobre pececito de causar un incendio


Londres.- 

Kipper era un pez de 20 centímetros que vivía feliz en la casa de Sharron Killahena, en Dorset, al sur de Inglaterra. Hasta que con sus movimientos generó una ola que rebasó su pequeña pecera. Ahí empezó a escribirse su desgraciado final.

El agua cayó sobre un enchufe y generó un cortocircuito que derritió la tapa del acuario. Este plástico quemó la alfombra y desató un incendio que mató a Kipper cuando su pecera estalló en pedazos. Killahena, sus dos hijos y su marido alcanzaron a escapar.

Fuente: Las Últimas Noticias/Agencias

12-05-2006


Las opiniones de esta notícia estan cerradas al tener más de un año de antigüedad.

Lee nuestros
titulares a través
de RSS

image image

¿Recibe nuestros
titulares por
e-mail?. ¡Click!

Fundado el 1998

II época

image